13 may. 2009

Vacaciones en un camping

Ocupado. No hay plazas. Apuntarse a la lista de espera. Estos son los carteles de bienvenida que adornarán este año la entrada de los campings españoles durante los meses estivales, dada la gran demanda que experimenta este sector. Este año, ni lluvia, ni granizo, ni temperaturas superiores a los 30ºC pesarán tanto para muchas familias como la competitividad de los precios del camping frente a hoteles o arrendamiento de autocaravanas.

La opción más económica, alojarse en tienda de campaña, cuesta unos 30 euros por familia de 4 miembros y día pero estos precios en ningún caso implican una merma en su calidad o un freno para tramitar las reclamaciones convenientes ante el mal estado del camping o de los servicios ofertados.

En la elección de un camping para disfrutar de las vacaciones familiares hay que escuchar las demandas y gustos de cada miembro de la familia: el deseo de que haya una piscina, la admisión de perros, la cercanía de un pueblo...

Procure llegar al camping de día para poder examinar el terreno y determinar el lugar más apropiado para montar la tienda. Compruebe que en los alrededores no haya objetos cortantes, hormigueros, ramas...

En el momento de elegir la tienda de campaña tenga en cuenta que los parámetros más importantes son los que se refieren a la calidad, al tamaño y a la facilidad de montaje.

Las instalaciones de los campings deben cumplir unos requisitos mínimos: aseos diferenciados por sexos, un espacio mínimo por usuario, salidas de emergencia iluminadas y señalizadas, extintores, agua potable...

No hay comentarios: