23 ago. 2009

Viaje a Darjeeling

La quinta película de Wes Anderson gira en torno a tres hermanos muy diferentes entre sí que deciden realizar un viaje a través de la India para reencontrarse y recuperar el afecto; para volver a ser familia. Uno de ellos es quien lo ha organizado todo y espera que el final se corone con la visita a la madre, que los abandonó hace años. Por supuesto, nada saldrá como estaba previsto.

Anderson es un cineasta de los que se califican como autor; sus películas tienen un estilo propio, fruto de un cerebro con inquietudes artísticas, giran más o menos sobre los mismos temas y (salvo para reírse) no acude a los típicos recursos hollywoodienses.

Por otra parte, destacar la breve presencia de dos magníficos actores que ya habían trabajado para Anderson. Bill Murray apenas aparece en un par de momentos, al principio y al final y no suelta ni una frase, pero como este actor no necesita hablar para que nos haga reír, no hay problema. Anjelica Huston interpreta a la madre de los hermanos y tiene una escena estupenda que comparte con ellos, curiosamente también sin diálogo. Como he dicho, tiene poca participación, pero se agradece mucho su presencia.

El mayor acierto de ‘Viaje a Darjeeling’ es dónde ha sido rodada, proporcionando al espectador imágenes impagables, y el mayor defecto, la autocomplacencia de Wes Anderson, demasiado acomodado en esa exagerada condición de autor genial que ya le han puesto algunos, demasiado veloces en entregar su corazón al primer director que se sale un poco de la norma.
vía: www.blogdecine.com

No hay comentarios: