30 mar. 2009

Cuando se anula un viaje

Dicen que un viaje se empieza a disfrutar desde el mismo momento en que se contrata. Sin embargo, hay ocasiones en las que el viaje no llega a realizarse. ¿Qué pasa entonces? Consumidores Irache explica que el consumidor que ha contratado un viaje combinado (transporte más alojamiento) puede desistir del mismo y, además, tiene derecho a la devolución de las cantidades que haya abonado en el caso de que el desistimiento se deba a causa de fuerza mayor.

Por causa de fuerza mayor se entiende una circunstancia imprevisible o anormal (por ejemplo, enfermedad grave propia o de un familiar a nuestro cargo) y cuyas consecuencias no habrían podido evitarse, a pesar de haber actuado con la diligencia debida.

Si no es por causa de fuerza mayor, el consumidor deberá indemnizar al organizador o a la agencia. En concreto, la ley señala que abonará los gastos de gestión, los de anulación si los hubiera, y una penalización consistente en el 5% del importe total del viaje, si el desistimiento se produce con más de diez y menos de quince días de antelación a la fecha de comienzo del viaje.

Otra posibilidad se da cuando el viaje combinado está sujeto a condiciones económicas especiales de contratación (flete de aviones, buques, tarifas especiales). Entonces, los gastos de anulación por desistimiento del viaje se establecerán de acuerdo con las condiciones acordadas entre las dos partes.
más información

No hay comentarios: