29 oct. 2008

De tapeo por Melilla

En la gastronomía melillense se juntan las costumbres del litoral norteafricano con otras que son muy similares a las propias de Andalucía.
Los habitantes de Melilla también se caracterizan por dos gustos que confluyen: la propensión al callejeo y el interés por probar nuevos sabores. Por suerte existen las tabernas y bares de la capital, bien provistos de aperitivos y de tapas.

Junto a los bocadillos variados y los montaditos de rigor también ofrecen a la clientela exquisiteces gastronómicas como los riñones a la plancha y el pastel de pescado. De la cocina Bereber destacan los pinchos morunos cuyo adobo se prepara con cebolla, cilantro, perejil, pimienta molida, pimentón, comino, azafrán y aceite. Este plato suele dejarse reposando una hora para después pasarlos a asar al carbón.

Una de las delicias más apreciadas de esta influencia es el cuscús dulce al que se le añaden pasas, nueces, canela, almendra y azúcar. Todo un placer para el gusto de aquellos a quienes les gusta probar alimentos diferentes. Otra modalidad de cuscús es el de verdura con carne.

El pollo a la moruna también se prepara con mucha frecuencia en los restaurantes melillenses. Este plato se elabora con cebolla, tomates, pollo, ajo, especias morunas, cilantro, perejil, pasas, ciruelas, aceitunas, almendras y huevo duro.

Y por último en lo referente a las recetas bereberes debemos citar la pastela que es una especie de empanada de pollo que está espolvoreada con azúcar glasé y canela.

Calles donde tapear
Calle General Pareja.
Conde de Alcaudete.
General Aizpuru.
La Legión.
López Moreno.
Muelle Ribera.
Pablo Vallesca.

Tapas, entrantes y aperitivos
Brocheta de rape.
Pastel de pescado.
Riñones a la plancha.
Tortilla de colores hebrea.

4 comentarios:

Jaime dijo...

Imperdonable. Ya puedes editar la entrada y añadir los pinchitos y el cuscus.

De la cocina Bereber destacan los pinchos morunos cuyo adobo se prepara con cebolla, cilantro, perejil, pimienta molida, pimentón, comino, azafrán y aceite.
Este plato suele dejarse reposando una hora para después pasarlos a asar al carbón.
Una de las delicias más apreciadas de esta influencia es el cuscús dulce al que se le añaden pasas, nueces, canela, almendra y azúcar. Todo un placer para el gusto de aquellos a quienes les gusta probar alimentos diferentes.
Otra modalidad de cuscús es el de verdura con carne.
El pollo a la moruna también se prepara con mucha frecuencia en los restaurantes melillenses. Este plato se elabora con cebolla, tomates, pollo, ajo, especias morunas, cilantro, perejil, pasas, ciruelas, aceitunas, almendras y huevo duro.
Y por último en lo referente a las recetas bereberes debemos citar la pastela que es una especie de empanada de pollo que está espolvoreada con azúcar glasé y canela.

Jaime dijo...

Ya veo que los pinchos morunos si que los citas. Tengo la vista muy mal. Cosas de la edad

Capazorros dijo...

La pastela....¡qué rica!
Y la Tajin, o como se escriba, saben deliciosos los platos preparados en ella.
Más saludos.

Raquel dijo...

Parece que también has tenido la suerte de probar las deliciad de Melilla, capazorros, a ver si lo adivino, has hecho allí la Mili?? jejeje