23 ago. 2008

Mansión imperial abre sus puertas

La mansión del príncipe Gong, residencia imperial más grande y mejor conservada en Pekín y con una historia de más de 230 años, está abierta al público, tras los trabajos de renovación de dos años y medio de duración.

La mansión, compuesta por el área residencial y un jardín, está localizada a la orilla del lago Houhai, al norte de la Ciudad Prohibida en el centro de la capital china.


Fue construido en 1776 sirviendo como residencia de Heshen, ministro preferido del emperador Qianlong (1711-1799), y se convirtió en la casa de varios príncipes más tarde. El jardín, con una extensión de 28.000 metros cuadrados, fue abierto al público en 1988. Y la parte recién abierta es la residencial, con una superficie de 32.000 metros cuadrados.

El museo en la mansión ofrece una colección de fotos y documentos de los príncipes de la Dinastía Qing (1644-1911), así como muebles antiguos, vestidos reales, porcelanas y otros artículos de uso diario.

No hay comentarios: